PEDRO FONTECILLA: “Mi sueño es que Pirque sea una comuna autosuficiente”

Por Paloma Olivares.  Fontecilla-1

La familia de Pedro Fontecilla Nieto es una de las más antiguas en nuestra comuna. Se remonta a cuando su bisabuelo, José Julio Nieto, adquirió un campo agrícola en el sector de Las Majadas, el que sembró de cultivos tradicionales, fundamentalmente trigo y pasto. «De muy niño alcancé a vivir parte de ese mundo. Me pasaba todo el verano acá, arriba de un caballo, junto a mis hermanos y primos sin ni siquiera pensar en ir a Santiago». Comenzamos la conversación con Pedro en la casa que tiene en Las Majadas. Es ahí donde creció, donde su padre, el arquitecto Exequiel Fontecilla, pintaba sus óleos y acuarelas, donde se gestó el amor por la naturaleza y el arte que ha caracterizado a su familia y donde actualmente se reúne con sus hermanos y amigos los fines de semana.
Pedro recuerda que hace más o menos 30 años, nuestra comuna comenzó a cambiar. «En la década de los 80, Pirque tuvo un cambio radical, que no ha parado. Pasamos de ser un enclave netamente agrícola a convertirnos en una zona agro residencial. Muchas familias se vieron para acá atraídas por su belleza, el contacto con la naturaleza, las tradiciones rurales, el aire puro etc., sin perder de vista Santiago. Fue así como la comuna comenzó a poblarse sin hacerse cargo de las externalidades que esta nueva forma de habitarlo demandaba. La preocupación
primordial era tener buenos accesos a la capital, descuidando el desarrollo interno
de la comuna».

Para este empresario del área inmobiliaria, Pirque sigue siendo la comuna más bonita y con mejor aire de la Región Metropolitana «pero está colapsado por la cantidad de vehículos y la falta de infraestructura para sus habitantes. Básicamente tiene la misma trama vial que cuando llegó mi bisabuelo, con la diferencia que antes habían cien vehículos y hoy hay más de 5000, sin contar la gente que nosvisita el fin de semana. El peatón, el ciclista, el huaso que quiere salir a andar a caballo por nuestra comuna tiene sentencia de muerte si no se anda con cuidado.
Salvo el Monserrat, no hay donde estacionarse, si un vecino decide salir de compras. No hay que perder la identidad rural pero debemos hacernos cargo de nuestras falencias y falta de planificación. La conectividad con la capital es muy importante pero también lo es nuestra conectividad interna». Nos explica que gracias al plan regulador comunal, se podría aprovechar más el espacio urbano: mejorar las calles principales, potenciar la pequeña industria y los sectores de servicio. Por otra parte, este pircano nos indicó estar enfáticamente en desacuerdo con las
construcciones ilegales en la comuna «son una tragedia para todos. Primero para los dueños de esas construcciones, ya que el principal ahorro de un ser humano en su vida es su casa y tener esos ahorros al margen de la ley es lamentable, y luego para nuestra comuna que debe hacer frente a este problema al margen de toda
planificación».

Pensando en el Pirque de sus sueños Pedro dice «me gustaría que sucedieran varias cosas para asegurar el futuro de nuestra comuna y sus habitantes. Que sin perder su entorno natural y tradiciones rurales, Pirque tuviera mejor
infraestructura vial, para autos, peatones, ciclistas y jinetes. Estuviera dotado de un comercio organizado donde la pircana sintiera que hubo planificación. Pirque puede y debe atraer inversión para asegurar su futuro. Planificar para
la instalación de actividades de bajo impacto, empresas de servicios y turismo, talleres artesanales, empresas de software, centros de estudio, etc. donde les aseguráramos a las nuevas generaciones sus fuentes de trabajo, sin tener que procurárselas en Santiago. El nuevo Plan regulador Comunal es una oportunidad. Es destacable y un ejemplo a seguir la iniciativa de Pablo Bosch en Las Majadas. Pablo apostó por esta comuna en una actividad que nos enorgullece, que demás de rescatar su patrimonio arquitectónico, está dando muchas fuentes de trabajo a sus habitantes».

Como sustento de esta idea, Pedro hace referencia a algunos poblados de Estados Unidos, los cuales son bastantes autónomos respecto de la gran ciudad, permitiendo que sus habitantes trabajen, eduquen a sus hijos y se abastezcan sin tener que recorrer largas distancias y salir de su sector. «Para mí lo ideal sería que la gente de Pirque pueda hacer su vida en Pirque, que trabajen acá, que estudien y tengan los servicios que necesitan, así crearíamos más identidad y, por lo tanto, mayor conservación y cuidado a la comuna… Para ello hay que mejorar lo existente en términos viales. Enanchar las calles principales, no los caminos rurales que son tan hermosos, pero sí Virginia y Ramón Subercaseaux, Alcalde Hernán Prieto, Concha y Toro, por ejemplo.

Que sean más transitables, tanto para el automovilista como para el peatón y por supuesto incluir las ciclovías que tanto falta nos hacen». En su aseveración también incluye la necesidad de mejorar el transporte público y que se incluya una ruta comunal que una distintos sectores sin tener que tomar más de un bus «Eso ayudaría sobre todo a las personas que viven y trabajan en Pirque, jardineros, asesoras del hogar, estudiantes, etc.»

Para Pedro Fontecilla el habitar con la naturaleza no significa deteriorarla. De hecho uno de sus más queridos proyectos de desarrollo inmobiliario sustentable está ubicado en las faldas del cerro de Santa Rita, donde hay más de 60 parcelas custodiadas por cientos de hectáreas de cerro no habitable que le otorgan una belleza y riqueza inigualables. «Para mí es posible vivir en forma armoniosa con el paisaje natural. En nuestros proyectos nos aseguramos que haya poca densidad habitacional y que la gente que adquiere los terrenos sea cuidadosa y respetuosa
con su entorno». Nos cuenta que esos terrenos encontraron un pequeño bosque de Quillayes secándose y muriendo y que gracias a su intervención pudieron rescatarlo. «Cuando creces en Pirque no puedes ser indiferente a la riqueza natural que te rodea en forma cotidiana y creo que de ahí vienen mis ganas de trabajar para que
eso se conserve de la mejor manera posible», concluye después de contarnos sobre sus proyectos de participar más activamente del servicio público. Además de ser partidario de un desarrollo que mantenga el patrimonio natural y
cultural de la comuna, a Pedro Fontecilla le preocupa la seguridad de sus habitantes. «Quiero investigar cómo funciona el sistema de seguridad en otras comunas, sé que hay policías civiles o ciudadanas que tienen la facultad para prevenir o evitar delitos», nos dice y agrega «Lamentablemente hemos llegado al punto que la acción de carabineros ya no es suficiente».

En otro ámbito, Pedro reconoce que Pirque le ha dado mayor importancia a su patrimonio cultural. Gracias a organizaciones, agrupaciones de vecinos e instituciones se está intentando rescatar y revalorar el patrimonio arquitectónico, natural y vivo de la comuna. Hace más de dos años, Pedro participa de la Corporación por el Desarrollo Sustentable PROPIRQUE, que actualmente tiene puestas sus energías en potenciar el reciclaje y el cuidado medioambiental. «Fui convocado por Felipe Mujica a formar PROPIRQUE. Actualmente soy Director de esa Corporación junto a otros vecinos muy comprometidos por el futuro de nuestra comuna, en ella participa la UC a través de su Director de Patrimonio, Hans Muhr. Nos hemos centrado en darle importancia al valor patrimonial de Pirque, entendido no sólo en su arquitectura, sino también en sus tradiciones populares, especialmente musical.
También estamos empeñados en sacar adelante un punto limpio y fomentar el reciclaje. Andrés Zavala es su Director Ejecutivo».

Poco a poco, Pedro Fontecilla se ha acercado al ámbito público. Aunque no tiene intenciones de hacer carrera en el ámbito político, Pedro fue invitado por el partido Renovación Nacional a presentarse como candidato a Concejal por Pirque. «Para mí el cargo de Concejal debería ser voluntario, no debería remunerarse, pero por sobre todo debería ser más rotativo, no puede ser que hayan concejales que ya llevan tres o cuatro periodos, debe entrar gente nueva». Ante la decisión de ser parte de los candidatos a las próximas elecciones municipales, señaló «Sería una responsabilidad ser electo y aportar a la comuna por un periodo, tal como lo hizo mi abuelo hace 80 años cuando formó parte del primer Consejo Comunal de Pirque… siempre he tenido un espíritu de servicio, pero ahora quiero ejercerlo».

Deja un comentario