Club Adulto Mayor «Los Robles» San Juan de Pirque

El club Adulto Mayor más antiguo de Pirque, fundado en 1973 por Olguita Santander de Rossel
Dos mujeres pircanas al servicio del Adulto Mayor

los robles todopirque

Olguita junto a su esposo Alfonso Rossel llegaron a vivir a San Juan de Pirque en 1972. Ambos motivados por su espíritu de caridad cristiana y amor hacia los más necesitados, buscaron formas de concretar sus ideales.

Así fue como Olguita, supo de la existencia de ancianos de la zona que estaban muy solos y vivían en precarias condiciones. Ella, pese a su delicado estado de salud, comenzó a visitarlos uno a uno, conociendo sus realidades y necesidades. Comprendió que lo que más necesitaban era compañía y cariño. Entonces, decidió invitarlos a su casa una vez a la semana a tomar té para conocer y compartir con otros pares.

Eran tiempos difíciles de mucha incertidumbre y temor. Sin embargo, los abuelos fueron poco a poco perdiendo el miedo y se fueron incorporando a las reuniones semanales, que muchas veces se hacían alrededor de la cama de Olguita cuando su salud no le permitía levantarse.

Inicialmente fueron muy pocos los interesados, solo cinco abuelos y una voluntaria, que puntualmente llegaban a las reuniones. Pero luego fue tomando fuerza el grupo, se iniciaron talleres de mimbre y otras manualidades con profesores que venían desde Santiago, grupos folclóricos animaban las reuniones y festividades, además de motivarlos a cantar, bailar y tocar guitarra.

Olguita se esmeraba en conseguir recursos para fortalecer el incipiente club que crecía día a día. Recurrió a familiares y amigos logrando donaciones, que aunque fueron escasas, ayudaron bastante. Cabe destacar que Caritas Chile fue un gran aporte.

El club se fue consolidando con la llegada de nuevos integrantes, también se contaba con voluntarias, mujeres más jóvenes que ayudaban. Se incorporaron los almuerzos mensuales, fiesta de cumpleaños, dieciocho de septiembre y celebración de Navidad. Durante varios veranos los abuelitos tuvieron el privilegio de ir, junto a Olguita, a Punta de Tralca durante una semana.

Con el tiempo se habilitó una sala a la entrada de la parcela como lugar de reunión. Los ancianos ya tenían su propia sede, tenían su nombre Los Robles, pues eran fuertes como el roble, y también tenían su propio himno, cuya letra refleja los ideales y objetivos del club.

El delicado estado de salud de Olguita no le permitía llevar sola a cabo esta gran obra. Es por eso que recurrió a su vecina y amiga Julita Cuevas de Vial para que la acompañara. Julita, dotada de un alma solidaria y generosa no lo dudó y accedió a ayudar sin saber que en muy poco tiempo tendría que hacerse cargo del club, ya que en 1983 Olguita fallece y, queda claro, que no pudo haber escogido a mejor sucesora.

Desde entonces, Julita se entregó en cuerpo y alma al servicio que este desafío le demandaba, a pesar del delicado estado de salud de su esposo Patricio Vial y del cuidado de su casa y de sus siete hijos. Con abnegación y cariño se preocupaba personalmente de cada detalle, que no faltara nada, que todos se sintieran acogidos y contentos. Con la entrega generosa e incondicional de Julita, el club ha seguido fortaleciéndose y creciendo hasta el día de hoy. Han pasado más de 40 años de su fundación, y más de 30 años que Julita lo preside manteniendo intactos sus ideales y objetivos. Hoy cuenta con 42 socios y 79 ya han partido.

Actualmente el club cuenta con su propia sede, ubicada en Ramón Subercaseaux 10245, casa donada en comodato por Julita.

image12

Testimonio

La última vez que vi a Olguita fue en el pasado verano en Punta de Tralca, donde ella, con un enorme esfuerzo se había trasladado con sus queridos viejitos para que pasaran unos días agradables junto al mar”.
Como de Cristo, su Maestro, se puede decir de Olguita: pasó por el mundo haciendo el bien”.
Monseñor Eladio Vicuña Aránguiz, Arzobispo de Puerto Montt
El Mercurio. 2 de Mayo 1983

Objetivos del Club Los Robles

Acoger con cariño a los adultos mayores, proporcionándoles un lugar de encuentro y sana recreación con sus pares.

Himno Club Los Robles

Música y letra de Jorge Burgos y Javier Campos
Siempre contentos
nos reunimos
bajo el alero de un gran hogar.
Cerca del río y la montaña
el bello Pirque nos ve llegar.
Viva la paz que nos regaló
el club los Robles y su cantar.
Que nos da fuerzas para gritar
¡Que Dios bendiga este bello hogar!
Aquí muy juntos nos reunimos
contamos hechos y sucedidos.
Nos olvidamos de cosas tristes
y las gozamos en el olvido.
Viva la paz que nos regaló
el club Los Robles y su cantar.
Que nos da fuerzas para gritar
¡Que Dios bendiga este bello hogar!
¡Viva el Club Los Robles!
¡Viva!

Entrevista a Julita Cuevas de Vial

  • ¿Cómo empieza Julita a hacerse cargo del Club Los Robles?

Cuando Olguita Santander, la fundadora, se enfermó me invitó a ayudarla. En esa época los ancianos se reunían los días miércoles, pero yo no podía ese día porque tenía que ir a buscar a los niños al colegio, así que se cambiaron las reuniones a los días martes, hasta el día de hoy.

  • ¿Qué actividades realizan los socios del Club Los Robles?

Tenemos una reunión semanal con tecito, conversación y juegos de mesa. Ocasionalmente hemos tenido talleres de diversas manualidades.

Celebramos los cumpleaños una vez al mes con un rico almuerzo. Realizamos al menos dos paseos al año. Celebramos el aniversario y Navidad con un almuerzo y celebración especial.

  • ¿Cómo se financia el club?

Inicialmente se financiaba con aportes de conocidos. Realizamos diversas actividades para reunir fondos. Caritas Chile fue un gran aporte. Posteriormente el club se incorpora a la Municipalidad de Pirque, recibiendo valiosa ayuda.  Actualmente los socios organizan rifas, feria de las pulgas, entre otras actividades.

  • ¿Qué significó para usted dirigir durante tantos años el club Los Robles?

Para mí fue una gran alegría porque me dio la posibilidad de ayudar a otros, especialmente a personas de la tercera edad. El club Los Robles ha sido hasta hoy parte importante de mi vida. Yo creía que los ayudaba, pero han sido ellos los que me han ayudado a darle sentido a mi vida.

Deja un comentario