Consuelo Agost Paut, mejorando el mundo a través de sus muñecas

Por Paloma Olivares V.-

El hogar de Consuelo es el hogar de casi 200 muñecas de trapo que ella misma ha confeccionado durante los años que lleva en nuestra comuna. Entrar en su taller, es como interiorizarse en una fábrica de magia, belleza y encanto, en donde cada elemento ha sido cuidadosamente seleccionado y dispuesto para darle vida a las muñecas que nacen para dar cariño a quien las necesite.

muñecas1Sin embargo la magia de estas muñecas no sólo radica en su belleza y ternura, va infinitamente más allá, ya que Consuelo las elabora – y enseña a elaborarlas –  sabiendo y potenciando el tremendo valor educativo y sicológico que tienen.

Educadora de párvulos de la Universidad Católica, fue ayudante y docente de esa misma casa de estudio durante más de 10 años. Tuvo su propio jardín infantil y siempre fue fanática de las muñecas de trapo.

Siempre fui loca por las muñecas y me encantaba coser. Mi papá era sastre y por el lado materno, mi mamá y mis tías eran costureras y sombrereras. Junto a mi prima, nos dedicábamos a hacer vestidos a nuestras muñecas y así fue aprendiendo…soy completamente autodidacta” nos dijo en la terraza de la casa que comparte con su marido y su nieta en el sector de Santa Rita de Pirque.

Su taller está rodeado de muñecas de distintos tamaños, colores y formas. Las hay colorinas, morenas, crespas, de pelo de lana y de género, de piel clara y oscura, con ropa hippie y vestidos clásicos… cada una tiene vida propia y nació de una inspiración diferente. Es por esa razón que Consuelo las hace a pedido, luego que conversa y capta la esencia de la necesidad de tener o regalar una de sus creaciones.

¿Cómo comenzó a hacer muñecas para las demás personas?

Todo partió para darle pelea a la Barbie. Yo creo que la muñeca debe ser algo cálido, blando, acogedor, que puedes acurrucar, en cambio la dureza y frialdad de las barbies no son adecuadas para niños y niñas, menos cuando son pequeñas. Hay varios estudios que hablan del efecto negativo que tienen en la infancia. Una muñeca es algo muy personal, con un significado afectivo muy grande, cuando comencé a estudiar y luego a trabajar como educadora, las utilicé para conectar con niños que estaban pasando por algunas situaciones difíciles o les costaba expresar lo que les ocurría y sentían.

¿Cómo herramienta terapéutica?

Sí, a través de la muñeca aplicaba la sicología y lograba que los niños me contaran lo que les pasaba. Es por eso que mis muñecas sólo tienen ojos, no hay nada más en su rostro, así el niño o la niña se puede identificar e identificar su estado emocional con la muñeca. Tuve la suerte de estudiar en una escuela en donde la sicología en la educación era un ramo muy importante. Fui ayudante de psicopedagogía y aprendí de muchos profesores que estudiaron directamente con Piaget. (Jean Piaget (1896 – 1980) fue un psicólogo, biólogo y epistemólogo suizo. Desarrolló sus tesis en torno al estudio del desarrollo psicológico en la infancia y la teoría constructivista del desarrollo de la inteligencia. De ahí surgió lo que conocemos como la Teoría del Aprendizaje de Piaget.)

muñecas2Yo creo que uno debe ser formador y educador, no instructor. Serlo es un privilegio, pero que tenemos pocos, porque tener en las manos a un ser humano es muy difícil; para formar se debe tener la capacidad de mirar adentro de cada niño y niña, buscar siempre lo bueno, su habilidad, su talento y poder sacarlo a la luz. Los educadores debemos estar al servicio de los niños y no al revés.

Lo bueno es que creo que las nuevas generaciones se están dando cuenta de la importancia de la educación y de dar un espacio para jugar a sus hijos e hijas. Por eso enseño a hacer muñecas también.

¿Y así comenzó a enseñar a hacer muñecas?

En un principio empecé a enseñar a las mamas de los niños y niñas de mi jardín infantil, en las tardes teníamos distintos talleres para ellas, de esa manera yo también podía conocer y entender la realidad de los niños.

Las muñecas son una creación completa, por eso me gusta que la gente las haga personalmente. Yo les entrego todos los conocimientos. Hace 15 años más o menos que empecé a hacer clases de muñecas y tengo alumnas que llevan 14 años conmigo. La primera vez planifiqué un curso básico de 4 meses en donde les enseñaba a diferentes técnicas de pelo, de ropa, de relleno. Cuando uno hace manualidades, en realidad haces varias. Yo tejo, bordo, coso y les enseño a tejer, bordar, etc. todo lo que se necesita para hacer una muñeca completa.

¿Eso es lo que caracteriza a sus muñecas?

Eso mismo. Las muñecas Canela, como las llamé como reminiscencia del árbol sagrado de los mapuches, el canelo, son hechas con puros materiales nobles, exceptuando el relleno porque hay niños que son alérgicos a la lana, pero el resto es todo natural y de la mejor calidad, además son cosidas a mano. Yo las invento, según lo que me inspira, hay algunas que tienen su base en la pedagogía Waldorf, por ejemplo. Hago pesebres con base de cuarzo, animalitos, ángeles, muñecas para primera comunión, lo que me pidan.

¿Y está enseñando ahora en Pirque? ¿Qué otros proyectos tiene?

Quiero formar un grupo de alumnas. Estuve enseñando a algunas apoderadas del colegio de mi nieta, pero quisiera empezar de nuevo. También estoy haciendo muñecas para primera comunión y como regalo de matrimonio, me traen una foto de la pareja y yo hago la réplica como muñecos de trapo.

Por otra parte, con mi amiga Alejandra Munita, hacemos chales de lana de alpaca, tutos, pieceras, mantas para bebés. También hacemos arreglos de flores en iglesias para matrimonios y bautizos.

Para conocer el trabajo de Consuelo y encargar Muñecas Canela, mantas y regalos, escribir a: consueloagost@hotmail.com o llamar al +56 9 95328643. O a Alejandra Munita a: amunitag@gmail.com  +56993324291

Deja un comentario