Celebremos la Vendimia 1551

Pirque celebra la primera vendimia de Chile con un carnaval de sabores, colores y música en Las Majadas de Pirque y junto a las viñas de la comuna y del Valle del Maipo.

Por Catalina Avendaño

Somos un país de vino y nos sentimos parte de su tradición, su historia y sus paisajes, pero hay mucho que no sabemos de él. Por ejemplo, que la primera vendimia en Chile fue hace casi 500 años, precisamente en el Valle del Maipo, y que fueron los conquistadores españoles quienes trajeron la uva para hacer vino.  

Pensemos en alguien que llega a vivir a un lugar nuevo; en cómo extraña lo que comía en su país. El vino es parte de la dieta Mediterránea y era lo que los españoles echaban de menos de su tierra, por eso fue lo que trajeron, además de trigo para hacer pan y olivas para el aceite.  

LM-Contenido-4Por supuesto, los vinos tintos y blancos que conocemos hoy no existían en ese tiempo, sólo llegaron la cepa País (tinto) y la cepa Moscatel de Alejandría (blanco), que hoy sólo encontramos en los extremos norte y sur del mapa vitivinícola chileno. El sabor también era muy diferente: en ese tiempo los vinos tenían un cierto grado de contaminación porque no fue hasta el siglo XIX que llegó la tecnología necesaria para su purificación.

Contándonos sobre esto, Gonzalo Rojas –director de Vinífera– relata que “si pudiéramos retroceder en el tiempo, encontraríamos vinos que hoy nos parecerían intomables. En esa época se los tomaban porque en general los mezclaban con fruta, como el navegado o el vino con durazno”.

Así fue como el vino no sería parte de nuestra historia hasta que Pedro de Valdivia pidiera las uvas que llegaron en 1548, y así fue como apenas diez años después de la fundación de Santiago –en 1551–, los colonos festejarían por primera vez la fertilidad de esta tierra.

Este importante hito es lo que estarán celebrando Las Majadas de Pirque y las viñas del Valle del Maipo en La Vendimia 1551.  

Vendimia 1551

Imaginémonos la fiesta de la vendimia ese 1551: las ciudades eran pequeños poblados que abastecían a quienes vivían en los alrededores y el 90% de la gente vivía en el campo. Todo pasaba ahí y las celebraciones se vivían en las haciendas, organizadas de forma privada por los soldados españoles que habían llegado a Chile. Fue ahí donde nació la vitivinicultura en un Chile, “la que para el siglo XVII se transformaría en la principal actividad económica de lo que hoy conocemos con los valles vitivinícolas”, describe Gonzalo Rojas.

“El primer lugar donde se plantó una viña fue en Cerro Santa Lucía”, cuenta Rojas, y aunque podríamos pensarlo, esta elección no tuvo que ver con las condiciones climáticas o geográficas, sino más bien sociales: fue el primer lugar donde se asentaron los españoles, porque donde lo hacían plantaban viñas.

Esta fascinante historia, que nos retrocede casi 500 años, es el resultado de las investigaciones de los archivos que existen principalmente en Chile (de la Biblioteca y el Archivo Nacional), los archivos parroquiales de la Iglesia y los que pertenecían al Imperio, en España.

Apología al Valle del Maipo

El vino llegó a Pirque varios años después de este relato. Su desarrollo vitivinícola tuvo que ver con la canalización del Río Maipo en el siglo XIX, cuando las familias aristocráticas construyeron los canales que hoy día riegan la zona –principalmente el canal La Sirena que se inauguró en 1830– y esa transformación dio origen a las viñas de las que hoy disfrutamos.

Hoy, además de ser el más antiguo, el Valle del Maipo es el valle más importante que hay en Chile y el más reconocido a nivel internacional. La presencia del Cabernet Sauvignon en esta zona –considerado entre los mejores del mundo– también ha influido en este prestigio.  

Las viñas ven en La Vendimia 1551 una gran oportunidad para darse a conocer: “Pirque, Alto Maipo, es la cuna de los mejores Cabernet Sauvignon y Carménère de Chile. Celebrar esta fecha nos permite, por primera vez, mostrar la oferta de calidad que nos consolidará como la zona enoturística a minutos de Santiago” asegura María Angélica Puga, Encargada de RRPP de Viña Lafken.

Hay un montón de razones para celebrar lo que el vino nos entrega, y las viñas en conjunto con Las Majadas están listos para festejar esta fecha 467 años después de esa primera vendimia. Macarena Saa, Encargada de Mercado Nacional de la Viña El Principal, considera clave el rol de Las Majadas en esta celebración: “Es un coordinador que ha logrado que las viñas lleguen a participar desde una connotación más histórica, más sentimental y educativa. Abre las puertas para integrarse a un circuito que potencia tremendamente el turismo: gracias a esta Vendimia los pequeños productores que no tienen facilidad para mostrarse van a poder estar presentes y dar valor a sus actividades”.

Un panorama imperdible

El fin de semana del 27 al 29 de abril toda la familia está invitada a disfrutar de los productos que nos entrega esta tierra, a descubrir sus vinos, sus viñas y las historias y anécdotas que han recopilado a lo largo de esta larga historia.

Cuando les preguntamos a las viñas por qué consideran importante celebrar esta fecha, Andrés Pérez, Gerente Comercial de Viña Alyan, nos comentó que es porque “la vendimia es la etapa más emblemática de todo el proceso de elaboración de vinos, por lo tanto es un momento donde las viñas estamos de fiesta y la comunidad se involucra porque se siente parte de esta tradición”.

Para Cristián Aliaga –Enólogo de la Viña William Fevre– es importante el rescate que trae La Vendimia 1551: “No es sólo para conocer los vinos sino también para que la gente de Pirque y sus alrededores viva esta como una zona vitivinícola, y sientan que el vino es parte de una comunidad y de un proceso que se ha venido haciendo en Chile desde la época de la Colonia”.

Podemos conocer más de la vitivinicultura visitando las viñas, o podemos reunir las viñas en un solo lugar e invitar a la gente a conocerlas ahí. Las viñas que estarán en La Vendimia 1551 son Lafken, Apaltagua, Concha y Toro, William Fevre, Haras de Pirque, Alyan, El Principal, Chocalán y Pérez Cruz, cada una de ellas estará compartiendo sus mejores vinos y contando las anécdotas que hacen de su marca especial.

Por ejemplo la Viña Chocalán, ubicada en la parte más costera del Valle, estará presente con sus vinos premiados como el Cabernet Sauvignon, y el Carmenere. Carolina Álvarez, Asesora de Marketing de la viña nos adelanta: “El domingo vamos a estar abiertos de manera excepcional para recibir a las visitas”.

La invitación de Apaltagua es a conocer sus vinos, degustar sus novedades e informarse de sus proyectos enoturísticos. Rodrigo Abarzua, CEO de la viña, afirma “también aprovecharemos de confirmar nuestro compromiso de integración con la comuna y con sus diversos proyectos relacionados con el enoturismo y la producción de vino en general”.

El parque de Las Majadas será el escenario de esta fiesta donde disfrutaremos de rica comida, buenos vinos y personas que saben no sólo de vino sino también de cómo disfrutarlo en preparaciones que nos sacarán de lo típico. ¡También habrá actividades especiales para los niños!

El día sábado, la celebración se traslada a cada una de las viñas participantes, quienes abrirán sus puertas para conocer todo el proceso que hay detrás de la elaboración de los mejores vinos de la zona.

Ven a celebrar con nosotros en un carnaval de sabores, de colores y música en un entorno único y muy cerca de Santiago en Las Majadas de Pirque y las viñas del Valle del Maipo.

ESTACIONAMIENTOS

150 estacionamientos disponibles de forma liberada al interior del recinto, preferenciales para tercera edad, embarazadas y personas con discapacidad.

TRANSPORTE

Convenio con Cabify (código de descuento: LV1551)

Deja un comentario