LoPirque: una experiencia de campo chileno

LoPirque es un centro ecuestre ubicado en el Valle del Maipo, a tan sólo 40 minutos de Santiago. Se caracteriza por tener un acogedor entorno rural, rodeado de cerros y ríos que forman un espíritu campestre, donde el folklore, la gastronomía chilena y los caballos están siempre presente.

Por Vania Salinas

LoPirque5El centro ecuestre LoPirque nace con la intención de preservar lo poco que queda de nuestro patrimonio chileno, desde su construcción hasta las actividades que hoy se realizan, respetando la flora y fauna originarias del valle.

El lugar además se dedica a promover el caballo chileno, por lo que se realizan clases, coaching y presentaciones ecuestres todos los días. Estas muestras tienen como principal objetivo permitirle a los asistentes conocer las variadas habilidades del animal en múltiples disciplinas.

Fernanda Izquierdo, una joven jinete que hoy lidera el equipo de muestras ecuestres, por medio de esta actividad participa activamente en la promoción del caballo chileno. Además de ser educadora de párvulos, por las tardes se ocupa de entrenar a los nuevos jinetes que ingresan a LoPirque.

“Tenemos un grupo muy entretenido. Si llega alguien nuevo todos se quieren juntar con él para conocerlo. Además, hay chicos de diferentes edades, algunos están en el colegio y yo me encargo de ir a buscarlos y después de ir a dejarlos”, cuenta Fernanda.

Uno de los que conforma el equipo de presentaciones ecuestres es el pircano Álvaro Romero, campeón nacional de cueca y estudiante de segundo año de Medicina Veterinaria. “Me gusta el ambiente que hay aquí, de la familia bien acampada. Esto es lo mío”, dice Álvaro, quien también ha tenido un fuerte apoyo del alcalde Cristián Balmaceda para desarrollar su carrera como bailarín de cueca.

La mayoría de los que ingresan se conocen desde antes porque han vivido toda la vida en Pirque, y eso permite que el ambiente laboral sea mucho más agradable. “Todo nuestro equipo está conformado por huasos, y es fundamental para nosotros ver cómo montan una vez que entran. Hay una imagen que todavía existe un poco, que es esta de ‘huaso bruto’ que le pega a los caballos. Nosotros somos de otra línea y queremos eliminar esa mala imagen, los cuidamos mucho, los bañamos todos los días y nos preocupamos de darles sus remedios si están enfermos”, explica Fernanda.

Sin embargo, además de ver cómo el jinete es con los caballos, también es importante ver el comportamiento del animal. “Siempre estamos buscando caballos para la presentación, porque no todos sirven. Nos pasa que hay caballos muy lindos que nos encantaría tenerlos en la muestra, pero son muy locos o de genio muy fuerte” agrega.

Restaurante

LoPirque además cuenta con un amplio salón de comidas que se inauguró hace sólo tres meses. Lo ideal es reservar, aunque en un principio se puede tomar el riesgo de ir sin reversa. “Tú llegas y se te sirve un aperitivo, y mientras tanto, ves la presentación ecuestre. Después viene el almuerzo buffet, que incluye postre y café”, cuenta Alejandra Picasso, fundadora y líder de LoPirque.

LoPirque10La principal característica del restaurante es que se trata de comida chilena pero con un toque gourmet: plateada cocinada en vino por ocho horas, papas fritas al horno con distintas hierbas, calzones rotos, entre otras preparaciones.

“Las familias se quedan hasta tarde. Si está rico el día, les paso una manta y se tiran en el pasto con un vino, algunos hasta roncan. En el fondo, terminas de almorzar a las tres y media de la tarde y te quedas relajado disfrutando de un día de campo”, cuenta Alejandra.  

Eventos y público

LoPirque además cuenta con espacios al aire libre, por lo que también se arrienda para distintos eventos: matrimonios, empresas, seminarios, etc. Cualquiera sea el motivo de la actividad, todo se convierte en una experiencia de campo chileno.

El público que visita este centro ecuestre varía entre turistas chilenos y extranjeros. “Con el turista chileno pasa que éste sólo se siente patriota en septiembre. Cuando hablan de ponerse un traje de huaso dicen que se “disfrazan” de huaso. En cambio, los que trabajan aquí se visten de huaso a mucha honra durante todo el año. Ser huaso es una forma de vida”, dice Alejandra. “El turista extranjero, por otra parte, siempre queda totalmente encantado”, agrega Alejandra.

Ambos turistas, independiente de si es chileno o extranjero, se va de LoPirque empapado de cultura, folklore y tradiciones chilenas propias del mundo ‘huaso’ chileno.

José Luis Undurraga, arquitecto de profesión quien ejecutó la construcción del centro, realiza un trabajo fundamental para acercar a extranjeros y chilenos a descubrir cada rincón del campo, con el fin de preservar nuestro patrimonio nacional.

Objetivos de LoPirque

Alejandra explica que este centro ecuestre nace a partir de tres objetivos fundamentales: uno familiar, uno cultural y otro social. “El primero de ellos, el familiar, parte de la intención de nuestra familia por acoger a otras que pertenezcan a Pirque, y así lograr que trabajen chicos con los que nos hemos criado toda la vida en San Vicente. El cultural, porque promovemos el caballo chileno, el folklore, la gastronomía nacional y nuestros bailes típicos. Y el social, es dar empleo a las personas de la comuna, recibir colegios para que vean los caballos, que los bomberos puedan hacer sus actividades aquí, etc.”, explica.

Estos tres objetivos se complementan y también permiten que se privilegien los productos de la comuna, y así fortalecer otros proyectos turísticos de la zona y no sólo LoPirque.

Más información y reservas en lopirque.cl

Frase destacada: “Ser huaso es una forma de vida”.

 

Deja un comentario