Comer rico en Pirque

La experiencia Pirque encanta por su naturaleza, su gente y sus tradiciones, pero cuando hablamos de gastronomía podemos disfrutar de los mejores restaurantes con la dedicación y cariño de la comida chilena.

Nada une como la comida. Como un almuerzo en familia, largo, conversado y con cosas ricas para comer. Sobre todo en estos días fríos en que disfrutamos de estar adentro y compartiendo alrededor de la mesa.

LM1La experiencia gastronómica se compone de tantos factores: de los sabores, de la compañía, del lugar, de las conversaciones que ahí suceden. Incluso de las expectativas con las que llegamos. Es que todo empieza antes de sentarnos a la mesa, aunque no pensemos en eso mientras estamos comiendo.

La experiencia gastronómica empieza en los campos donde crecen los alimentos. Aquí, la tierra de Pirque es generosa y podemos tomar de ella los mejores productos para prepararlos con cariño y llevarlos a la mesa.

Por cientos de años los pircanos hemos aprovechado la fertilidad, los sabores y la frescura de los productos de esta tierra. El disfrutar, en cada estación, lo que la tierra nos regala. Cosechar los tomates en verano, las alcachofas en otoño, zanahorias en invierno y las frutillas en primavera.

De Pirque a la mesa

Pirque es una zona históricamente agrícola, y bien lo sabe Sebastián Machuca. Proveniente de una familia dedicada a cultivar la tierra, hoy Sebastián es administrador de Fábulas del Huerto, quienes abastecen de productos agrícolas a la zona: “la tierra en Pirque permite que los productos que producimos se desarrollen de forma óptima. Podemos producir, por ejemplo, tomates, choclo, papa camote y albahaca de alta calidad”, cuenta orgulloso.

Moverse por los ciclos es aprovechar al máximo cada momento del año, sin forzar a la naturaleza y disfrutando productos frescos y tomados de la tierra por la misma gente que vive aquí. Eso es ser sustentable: alimentarnos de lo que se produce cerca de donde vivimos porque no hay que recorrer miles de kilómetros para llegar a nuestro destino.

La logística que significa trasladar los alimentos implica un importante gasto de energía y de tiempo. Y no sólo eso; nuestra alimentación es mucho más saludable cuando los productos que salen de la tierra no son trasladados, porque el uso de refrigerantes o los químicos usados para alargar su duración no sólo cambia sus sabores sino que además afecta nuestra salud en el largo plazo. Por eso decimos que somos lo que comemos, y tenemos que buscar los mejores productos para llevar a nuestra mesa y nuestra familia.

En todo negocio es importante ser competitivo, pero también lo es generar un ecosistema que se apoye y donde los diferentes actores puedan colaborar entre sí para crear un mercado robusto y estable.

En ese sentido, Fábulas del Huerto potencia el consumo local apoyándose en proveedores locales en caso de que sus clientes les pidan algo que ellos no producen. “De esta forma fomentamos que las relaciones comerciales sigan en nuestra comuna y promueve el comercio entre agentes pircanos”, explica Sebastián.

Si hablamos de sustentabilidad no podemos dejar de nombrar al Mercado Origen, de la Fundación Origen. En un mundo donde vivimos la escasez de alimentos y de agua ellos buscan replantear nuestra visión frente a temas ambientales revisando los modelos educativos y de desarrollo, proponiendo nuevos rumbos para las futuras generaciones.  

En este lugar los productores de la zona pueden compartir lo mejor de la tierra pircana: miel, huevos de campo, flores, frutas y verduras de la estación, mermeladas, quesos, conservas, helados, granos, panadería y pastelería. Como todo mercado, la vitalidad y la variedad de productos hacen de este lugar un excelente panorama para toda la familia.

Desde un principio la apuesta de Mercado Origen ha estado en producir y fomentar la alimentación saludable y agroecológica, con productos de mejor calidad –incluso muchos productos gourmet– pero al alcance de todos. Fruto de una alianza con Indap que busca abrir nuevos mercados para los productos de la agricultura familiar campesina, Mercado Origen se ha convertido en un espacio de encuentro que reúne dos mundos: la comunidad de Pirque (y los turistas) pueden encontrar la oferta gastronómica local.

“Creemos que las personas se sienten felices de comprar cosas de muy buena calidad y a la vez estar ayudando con su compra”, nos cuenta Isabel Franco, de Proyectos & Sostenibilidad en la Fundación. Y es que el 100% de las utilidades del Mercado van en beneficio de la educación de cientos de jóvenes y de otros programas ambientales y sociales.  

Es más; quienes llegan buscando productos no sólo lo hacen por su calidad, sino también para darle un sentido a sus compras y porque buscan alimentarse de manera consciente sin pagar más, en un lugar lindo y respetuoso del entorno. El consumo también puede ser sustentable y eso es lo que se vive todos los días aquí.  

El menú se guía por los productos de la temporada y cuando le preguntamos sobre los favoritos, estas son sus recomendaciones: “los favoritos de siempre son nuestros quesos de cabra, panes y la verdura agroecológica. El yogurt de leche de cabra es un nuevo favorito. El café Trucillo y el chocolate caliente llaman a muchos en esta época. Servimos ensaladas, sopas de verduras, quiches y sándwiches, todo con productos de nuestros huertos y siembras”. La invitación está hecha.

La feria Pirque Sustentable es otro ejemplo notable del interés de la comuna por impulsar el desarrollo agrícola de la comuna con la participación de productores, empresas y servicios desde la perspectiva medioambiental.

Sabores con identidad

La experiencia gastronómica empieza en la tierra y luego sigue en la cocina, porque preparar nuestros alimentos con cariño también hace la diferencia. Eso es lo que vemos cuando recorremos los restaurantes de Pirque: una cocina honesta, local y fresca donde las familias se reúnen a compartir.

Entre las diferentes alternativas en las calles de Pirque una de las más reconocidas es El Manso Toro, una casona rodeada de jardines y una terraza que permite disfrutar junto a la naturaleza en un grato ambiente, perfecto para empezar o terminar luego de recorrer la zona y visitar las viñas.

En el Manso Toro la comida chilena es sencilla pero con preocupación por la presentación de los platos. La carta del restaurante se caracteriza por su especialidad en carnes Angus, entregando además alternativas como pescados, mariscos o pastas.

Los turistas de todos lados llegan a este lugar buscando las mejores carnes de la zona; es que en Pirque los platos típicos de la comida chilena son protagonistas. Y cómo no acompañarlos con un buen vino. Por eso, cuando vaya a este lugar se va a encontrar con las viñas que tienen sus viñedos y producción en la comuna, como Viña El Principal, William Fevre y Concha y Toro.

“Nuestra misión es que la experiencia que tenga nuestro cliente en el restaurante sea disfrutar de una gastronomía de calidad con un excelente servicio, en un ambiente y contacto directo con la naturaleza”, concluye su dueño, Mauricio Alarcón.

Visitar Pirque es conectarse con la riqueza de la naturaleza, con esta tierra generosa en carnes, frutas y verduras, además de los vinos del valle que son reconocidos a nivel mundial. La vista a la Cordillera entrega un entorno privilegiado con el fresco aire cordillerano. Junto a las virtudes de la gastronomía de la zona, la amabilidad de los pircanos y la naturaleza, será un momento inolvidable para recordar siempre.

Otro imperdible de la escena gastronómica de Pirque es el Restaurant Las Majadas. Con vista al parque de árboles centenarios, este lugar encanta por su cocina inspirada en sabores chilenos y la despensa diversa que posee Chile, con un estilo contemporáneo que habla de temporadas, donde se privilegian los ingredientes locales y los vínculos con los productores de uno de los valles vitivinícolas más importantes del mundo.

Marcelo Saldaña, sous chef del restaurant, describe la carta de Las Majadas como “una carta que busca instalar conversaciones en torno a la comida y el vino, ofreciendo una propuesta contemporánea de la despensa chilena y técnicas de preparación saludables que resalten los sabores de productos e ingredientes”. Para este invierno incorporaron preparaciones especiales como ejemplo sopas, hortalizas y frutas de la estación.

Nos sentimos felices cuando estamos con nuestros seres queridos alrededor de la mesa. No necesitamos de comida elegante ni de técnicas complejas: cuando juntamos ingredientes frescos y de estación, los combinamos con una copa de vino y buena compañía, tenemos un momento perfecto. Hasta el próximo plato que nos encante.

 

Deja un comentario