CLUB DE JARDINES DE PIRQUE. – Agosto 2018

La primavera está pujando por nacer, hay brotes y yemas hinchadas donde uno mire. Cuando estén leyendo este articulo seguramente los almendros y los aromos estarán regalándonos su colorido y aroma y ayudando a las abejas a sobrevivir. La naturaleza es generosa y amigable y nuestro deber es cuidarla lo más posible para conservarla y darle la oportunidad cada primavera, que nos brinde sus dones.

club1Hay cosas tan increíbles entre las especies vegetales y hay personas que tienen la suerte de dedicar su vida a investigarlas y de estas personas podemos conocer nosotros, historias que nos enternecen el corazón y es una de ellas la que quiero contarles ahora; es una historia de amor trágica y tierna, sacada del libro “La Inteligencia de las Flores” de Maurice Maeterlinck. Un libro que compre hace mucho tiempo en una feria del libro usado.

Esta narración ya la hice en nuestro taller de junio y las personas que asistieron a ella me perdonaran por la repetición, pero quiero compartir la emoción que compartimos ese día con todos los lectores de nuestra revista.

“ La Vallisneria es una hierba bastante insignificante que no tiene nada de la gracia extraña del Nenúfar o de ciertas cabelleras submarinas. Pero diríase que la naturaleza sea complacida en poner en ella una hermosa idea. Toda la existencia de la pequeña planta transcurre en el fondo del agua, en una especie de semisueño, hasta la hora nupcial en que aspira a una vida nueva. Entonces la flor hembra desarrolla lentamente la larga espiral de su pedúnculo, sube, emerge, domina y se abre en la superficie del estanque. De un tronco vecino, las flores masculinas que la vislumbran a través del agua iluminada por el sol, se elevan a su vez, llenas de esperanza, hacia la que se balancea, las espera y las llama en un mundo mágico. Pero a medio camino se sienten bruscamente retenidas; su tallo, manantial de su vida, es demasiado corto; no alcanzaran jamás la mansión de luz, la única en que pueda realizarse la unión de los estambres y del pistilo.

¿Hay en la naturaleza una inadvertencia o prueba más cruel? ¡Imaginaos el drama de ese deseo, lo inaccesible que se toca, la fatalidad transparente, lo imposible sin obstáculo visible!…

Seria insoluble como nuestro propio drama en esta tierra; pero interviene un elemento inesperado. ¿tenían los machos el presentimiento de su decepción? Lo cierto es que han encerrado en su corazón una burbuja de aire, se encierra en el alma un pensamiento de liberación desesperada. Diríase que vacilan un instante; luego, con un esfuerzo magnifico – el más sobrenatural que yo sepa en los fastos de los insectos y de las flores- para elevarse hasta la felicidad, rompen deliberadamente el lazo que los une a la existencia. Se arrancan de su pedúnculo, y con un incomparable impulso, entre perlas de alegría, sus pétalos van a romper la superficie del agua. Heridos de muerte, pero radiantes y libres, flotan un momento al lado de sus indolentes prometidas; se verifica la unión, después de lo cual los sacrificados van a perecer a merced de la corriente, mientras que la esposa, ya madre, cierra su corola en que vive su ultimo soplo, arrolla su espiral y vuelve a bajar a las profundidades para madurar en ellas el fruto del beso heroico”

Después de emocionarnos con esta historia de amor, volvemos a la realidad y les recuerdo que, en este mes, si me hicieron caso, deben podar sus rosas, ojalá al fin de mes, después del taller donde terminaremos con todas sus dudas. Y si ya las podaron, podrán arreglar lo que quedo mal hecho. También se empiezan a hacer los almácigos de flores y verduras.

EL MIERCOLES 22 DE AGOSTO ENCONTREMONOS EN LA SEDE DEL CLUB DE JARDINES DE PIRQUE PARA COMPARTIR EN UN TALLER ENFOCADO EN “EL CULTIVO DE LAS ROSAS” Los esperamos como siempre desde las 11:30 horas con muchas ganas de conversar y comer galletitas.

Para más información escríbenos a jardines.club@gmail.com

Julia Tribes M.

Deja un comentario