VIÑA ALYAN, VINOS DE CALIDAD, CON AIRES FAMILIARES

En A&A, se toman el trabajo en serio. Todas sus uvas se cultivan en viñedos A&A o se obtienen de los mejores productores de la región. Centrándose en los tintos premium, incluyendo Cabernet Sauvignon, Merlot, Carménère y Syrah.


Bodega-AlyanAl final de un camino adornado de arboledas y cerros de fondo, es posible llegar a un lugar único, similar a un viñedo europeo, es la Viña ALYAN de Pirque, donde cada detalle es un acierto, y cada rincón está pensando para sus visitantes.

Andrés Pérez y Alicia Balmaceda, son sus dueños y ofrecen además de su experiencia en vinos, espacios para la realización de diferentes actividades como tours y reuniones de empresas.

A&A, cuenta con variados atractivos como un helipuerto, murales de cerámica, una piscina con forma de botella de vino y cuadros decorativos realizados por el reconocido Artista e Ilustrador, Benjamín Diéguez, entre otros atractivos.

ALYAN family wines se centra en los tintos premium, incluyendo Cabernet Sauvignon, Merlot, Carménère y Syrah. Andrés, relató que “el Valle del Maipo es la zona vitivinícola más antigua y reconocida de Chile, muchas de las mejores bodegas están emplazadas en este valle, su cepa por excelencia y la más reconocida a nivel nacional e internacional es el Cabernet  Sauvignon, la cual abarca más del 70% de  las hectáreas de la zona”.

Andrés es nieto de Francisco Pérez, importante viticultor del Valle del Maule. Alicia es nieta de Pedro Undurraga, propietario y desarrollador de una de las bodegas chilenas más antiguas de Chile, Viña Undurraga. Si dos personas nacieron para hacer vino, fueron Andrés y Alicia.

Este matrimonio entonces decidió embarcarse en su mayor aventura hasta la fecha, la fundación de su propia bodega familiar.

La planta de vinos de vanguardia ALYAN se encuentra en lo alto del Valle del Maipo, donde se producen todos los vinos tintos más famosos de Chile. Muchos de sus miembros corresponden a empleados antiguos de Santa Alicia, quienes aportan experiencia y dedicación a la calidad que es evidente en cada botella de vino que producen. 

Los inicios

Desde los primeros días de su matrimonio, la pareja decidió dedicarse a su pasión mutua: el vino. Su primer paso fue comprar acciones en la venerable Santa Carolina Wine Company en Chile. Después de obtener una ganancia en su inversión, comenzaron a trabajar en la creación de su propio producto. Con la ayuda de sus amigos, Andrés y Alicia, fundaron Santa Alicia Wine Company, la que disfrutó de muchos años de éxito antes de venderse a Bethia Wine Group, una de las compañías vitivinícolas más importantes de Chile. En ese momento, Santa Alicia exportaba casi 4 millones de botellas de vinos premium cada año. 

Andrés y Alicia afirmaron que “nuestra línea premium recibe un sólido soporte de distribución desde el primer momento en que nuestros productos salen del Valle del Maipo en Chile. Como resultado, nuestros vinos premium son fáciles de vender y nunca se quedan en los estantes o en los almacenes por mucho tiempo”.

Trabajo con cariño y dedicación

Después de la cosecha, el vino se fermenta en pequeños lotes, separados por variedad de uva y por parcela, fecha de recogida y prensado. Cada lote es una entidad totalmente separada para ser controlada y seleccionada, evitando así cualquier tipo de riesgo en el proceso.

En el proceso de crianza, el vino envejece en barricas de roble francés durante 8-10 meses.

Por su parte, el proceso de envejecimiento de la botella se inicia durante periodos de entre 10 y 24 meses, dependiendo del vino, en una bodega oscura y con temperatura controlada a 54º Fahrenheit. El desarrollo de los vinos y los corchos son controlados periódicamente.

En ALYAN se toman el trabajo en serio. Todas sus uvas se cultivan en viñedos A&A o se obtienen de los mejores productores de la región. Andrés, agregó que “para tener un buen vino, debes tener buenas relaciones con los distintos productores y tus pares”.

“Estamos comprometidos a comprar uvas de alta calidad a precios justos de los mejores viñedos familiares de la región. De hecho, podríamos evitar usar sus uvas si quisiéramos; pero realmente tienen productos superiores. Las familias que manejan estos viñedos confían en la tradición para producir las mejores uvas. Esto nos permite hacer vinos tintos premium que a la vez se sienten bien y que saben muy bien”, enfatizó Andrés.

El viticultor de la Viña es David González, el renombrado enólogo de Santa Alicia Wine Co. y Concha y Toro. Con más de 30 años de experiencia de clase mundial, González garantiza la calidad de los rojos premium de ALYAN.

La historia del vino se extiende a lo largo de más de 8.000 años. Sin embargo, en los últimos veinte años, hemos visto cambios tecnológicos significativos en la producción premium. Por esta razón, A&A nació en el momento adecuado, un momento en el que el vino se está llevando a su máxima perfección.

ALYAN cuenta con talleres internos, todo se hace dentro de la Viña, desde molduras pasando por cocina hasta etiquetado. Un ejemplo de estas acciones es el uso de las duelas, (maderas que se usan en el proceso de realización del vino), y que se reutilizan en las distintas estructuras decorativas.

Además de la producción de vinos, ALYAN, ofrece tours principalmente a extranjeros, donde se reúnen grupos pequeños de 7 a 12 personas, con una duración aproximada de tres horas. Donde pueden disfrutar del proceso productivo de un buen vino, optando a espacios de descanso y degustaciones varias con un costo de $24.000 mil pesos p/p.

Más información de la Viña ALYAN en el siguiente link https://alyanwines.com/wines-us/

Deja un comentario