Baños de Bosque, un servicio ecosistémico que aporta a la salud humana

Por: Catalina Parra y Fernanda Peralta. Guardaparques Reserva Nacional Río Clarillo. catalina.parra@conaf.cl

Un “Baño de Bosque”, como mencionamos en artículos anteriores, consiste literalmente en absorber la atmósfera del bosque, abrir los sentidos, mientras se camina lento, se respira profundo para percibir los aromas, escuchar la melodía del río, el canto de las aves, sentir los susurros del viento entre las ramas y palpar las hojas, los troncos, la tierra, el agua, y todo lo que la naturaleza y el entorno nos regala.

CONAF-6El 12 de Abril de 2019, en la Reserva Nacional Río Clarillo, los guardaparques de la unidad, pudieron vivir esta actividad que se relaciona con un servicio ecosistémico distinto al que conocemos, vinculado al bienestar humano (físico y espiritual) La experiencia contó con  tres estaciones dentro del bosque, donde en cada una se pudo compartir las sensaciones de lo que íbamos sintiendo, y un “palito” era el bastón de cedía la palabra. La actividad finalizó con una ceremonia del té.

Sin duda, el bosque nos regaló una instancia de tranquilidad, salud y encuentro con nuestros compañeros de trabajo, momentos que a veces son necesarios para tener un buen ambiente laboral. Logramos tener un espacio de sanación y una visión distinta, en un lugar al que estamos habituados a recorrer con prisa y que muchas veces, no nos detenemos a observar y disfrutar con detalle.

En este artículo queremos agradecer a Gabriela Iglesias, quién con su formación en la terapia de Baños de Bosque, nos guió y ayudó a llevar a cabo esta maravillosa experiencia.

La Corporación Nacional Forestal está integrando este tipo de actividades en sus planes de trabajo, debido a los beneficios que aporta a la salud y convivencia humana, y los mínimos impactos que provoca realizar una terapia de este tipo en un Área Silvestre Protegida.

 

Deja un comentario