Raíz Agroecológica – Junio 2019

No es por crear alarma pública que afirmamos lo que afirmamos. Si no porque seguimos a la espera de sumar voluntades con quienes dialogar sobre cómo enfrentaremos comunitariamente el futuro que ya es hoy en Pirque. Nuestro Territorio.

sequia pirqueLa sequía que afecta grandes porciones de nuestros bosques esclerófilos e higrófilos remanentes prefigura la escasez hídrica subterránea que ni muy tarde ni muy temprano llegará a las llaves de nuestras casas, jardines y huertos; esmirriando inevitablemente la calidad de vida que hoy nos enorgullece.

Por todo ello, cuesta entender lo que ocurre ante nuestros ojos y que, como nos señalara un vecino de La Nogalada, “a nadie le interesa”.

En mayo recién pasado el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó en Ginebra el informe “Arena y Sostenibilidad” en el que alerta sobre la falta de reconocimiento a la importancia de los recursos áridos para la economía mundial. Sin estos materiales careceríamos de casi toda la infraestructura pública y privada que habitamos y transitamos cotidianamente.

La principal preocupación se produce porque la tasa de extracción ya ha superado la capacidad de reemplazo. Habiendo en todo el orbe una aumento en la extracción, muchas veces ilegal, de estos recursos en riberas de ríos y ecosistemas marinos.

La sobreexplotación genera múltiples impactos ambientales en los ecosistemas, reduciendo dramáticamente los complejos acuíferos aumentando en consecuencia los escenarios de escasez y sequía para las comunidades humanas, animales y de flora.

“Cualquiera que se crea empresario puede en muchos lugares alquilar un camión y llevarse toda la arena que quiera” señaló durante la presentación del informe Pascal Peduzzi, Director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente/GRID-Ginebra.

Y Pirque es uno de esos muchos lugares, en que el Territorio de deshace como arena en los bolsillos.

Deja un comentario