El Desierto Ilustre

Qué comuna maravillosa tenemos. Qué ganas de compartirla con más niños, con más jóvenes que se ven agobiados cada día por la amenazante información que compromete sus sueños de futuro. Su innata y amorosa confianza.

El Principal tesoro que guarda una comuna como la nuestra es la memoria de su Pueblo, que nunca ha olvidado el Saber ancestral de sus Madres, Padres y Abuelos. 

La Memoria Campesina es el valor más importante al que podremos recurrir para salvarnos del miedo abrazador que pueden producirnos la sequía, la pérdida de los bosques, el hambre de nuestros animales.

Porque tenemos Conciencia y agradecemos nuestro pasado, tenemos el deber de ofrecerles a nuestras nuevas y novísimas generaciones respuestas, esperanza y Saber.

La tecnología con su hambre de metal jamás podrá brindarnos la Respuesta Viva que este desafío amerita.

Pero el Poder ama la tecnología y continuará diciéndonos que olvidemos nuestros “atrasados ancestros” y recibamos su esplendor y gloria aparentes.

Frente a eso: 

Árboles. 

Plantas, muchas plantas. 

Bosques, 

Hierbas, 

Ríos y Montañas. 

Aire Puro. 

Niebla. 

Aves. Insectos. 

Personas. 

Voz de la Tierra es la poesía de Chile.

La Naturaleza, dicen mis ancestros, entiende todas las lenguas, pero mejor entiende el Mapudungun, que es Su Lengua.

Días atrás esa Lengua volvió a nuestro territorio. Y se volvió a oír el lamento de nuestros cerros. Entonces el Machi nos recordó que debemos pedirle al Mar que nos devuelva las Lluvias que alejamos de nosotros con nuestros monocultivos, con ese  desprecio infinito a nuestros Ríos, con nuestro aprendido odio a los árboles, a nosotros mismos.

El Desierto crece, nos alertó hace mucho tiempo Nietzsche.

Y ¡ay de aquel que cobija desiertos!

David O. Melillán
AG Raíz Agroecológica de Pirque
agrupacionrap@gmail.com

Deja un comentario