Ester González Cereceda: Investigadora de Raíces Pircanas

“Rebeca me ha acompañado por más de 5 años, hoy no sé quién ha descubierto a quién”

Ester González Cereceda es Fondatrice Grandes Mujeres Chilenas, Artista e Gestora Culturale, y comienza esta entrevista recordando el momento preciso donde se inicia su interés por la obra de Rebeca Matte. “Puse en Google “mujeres chilenas en Italia” y me apareció Rebeca Matte… y así fui descubriendo a una mujer maravillosa, tímida, generosa, con muchas renuncias.” 

Luego me interesó saber de otras mujeres pioneras, intensas. Así nació Grandes Mujeres Chilenas. “Creé esta plataforma de difusión y revelación de mujeres que como yo decidieron vivir otra vida”. 

Rebeca Matte Bello fue la primera mujer chilena que abrazó el oficio de escultora y sus trabajos en mármol y bronce de gran formato y tendencia clasicista se encuentran en instituciones públicas y privadas, tanto de Chile como del extranjero. 

Ester González Cereceda es pircana, gestora cultural, investigadora y artista musical. Reside en Italia y lleva cinco años estudiando la vida y legado de la escultora chilena Rebeca Matte Bello (Santiago 29 de octubre de 1875, Florencia 14 de mayo de 1929).

A modo de resultado de su largo trabajo, pudo ubicar la escultura “Una vida” la que se consideraba extraviada en el Museo Stibbert de Florencia.

“Esta escultura es notable por la torción del cuerpo, la caida del manto, la postura de la pierna izquierda y la mirada perdida”, afirmó María Ester.

Rebeca Matte tiene en Chile varias esculturas en espacios públicos, como son el monumento a los Héroes de la Concepción (en la Alameda, Santiago), Ícaro y Dédalo (o Unidos en la Gloria y en la Muerte frente al Museo Nacional de Bellas Artes), Dolor y Mi hija en el Cementerio General de Santiago. Además, hay algunas obras en el Museo Nacional de Bellas Artes (algunas de ellas entregadas en comodato al Museo de Linares), en el Club de la Unión y en el Museo de Artes Decorativas de Recoleta.

– Lo primero es saber un poco de tí, sobre tu carrera y tus raíces en Pirque.

Soy pircana de nacimiento y mis mejores recuerdos de infancia son de mi “cuna cordillerana”. Soy la mayor de tres hermanos. Alrededor de mis 20 años nos fuimos a vivir a La Florida con mis padres y hermanos. Hace ya casi 17 años que vivo en Roma, me vine por motivos aventureros y de querer conocer otras realidades y me fui quedando. Ha sido muy intenso todo esto, comporta muchas renuncias, pero por otro lado también muchas satisfacciones.

Cada vez que viajo a Chile, voy y me quedo con mis tíos en Pirque y me lo recorro todo caminando, es como volver atrás en el tiempo. Es recargar los pulmones de aire puro, mi alma de tranquilidad y mi corazón de mucho amor del bueno.

De profesión soy Técnico en Turismo, he hecho muchos cursos de perfeccionamiento y en Italia tengo una pequeña empresa de consultoría turística. También organizo city tour por la ciudad de Roma. Estoy terminando mi carrera de Historia del Arte en la Universidad Roma Tre. Imposible no desarrollarse culturalmente en esta maravillosa ciudad.

– ¿Por qué decides investigar la carrera de la Escultora chilena Rebeca Matte?

Bueno, todo comenzó por una cosa muy personal. Yo me fui a Italia en el 1997 y luego de 12 años volví a Chile. Me quedé 5 años, fueron los más dolorosos y enriquecedores de mi vida. 

Decidí volver a Roma y en el 2014 un día, uno de esos que deberías quedarte en la cama con la luz apagada porque ves todo mal me sentía muy sola, incomprendida y abandonada por personas a la cuales yo me había entregado por completo. Me pregunté si a otras mujeres les había pasado lo mismo, sentirse juzgadas socialmente por querer seguir caminos no tradicionales, por seguir sus sueños, por vivir la vida como protagonista. Puse en Google “mujeres chilenas en Italia” y me apareció Rebeca Matte…y así fui descubriendo a una mujer maravillosa, tímida, generosa, con muchas renuncias. Luego me interesó saber de otras mujeres pioneras, intensas. Así nació “Grandes Mujeres Chilenas” creé esta plataforma de difusión y revelación de mujeres que como yo decidieron vivir otra vida.

Rebeca me ha acompañado por más de 5 años, hoy no sé quién ha descubierto a quién, ha sido un viaje maravilloso en el tiempo. Esto me llevó a encontrar una escultura de ella que se había dado por extraviada. Estaba abandonada a su suerte en los jardines de un museo en Florencia.

Este año he dado 6 conferencias en Chile, y la primera ¿dónde fue?. En mi cuna cordillerana, mi Pirque querido, en la Biblioteca Pública justo al lado del colegio en donde cursé mi enseñanza básica, increíble. Luego fue el Museo Regional de Rancagua, Instituto Italiano de Cultura en Santiago, Museo de Arte y Artesanía de Linares, Universidad de Chile – Facultad de Artes y Museo Nacional de Bellas Artes. En Italia para la conmemoración de los 90 años del legado de Rebeca Matte con “Grandes Mujeres Chilenas” presentamos la conferencia “La Audacia de Una Vida” en el Opificio delle Pietre Dure en Florencia. 

Hace unos días presenté la conferencia en la Academia de las Artes del Diseño de Florencia, creada en 1536 en donde su primer director fue Miguel Ángel, la primera mujer admitida fue en el 1616. Lo más importante para nosotros chilenos es que en esta academia le otorgaron a Rebeca el título de Docente Ad Honorem. Fue un orgullo tremendo poder contarle a los florentinos sobre esta gran mujer y artista y por supuesto sentí mucha, mucha emoción.

Como el nombre de la conferencia lo dice, el motivo por el cual decido investigar a nuestra escultora, y así a tantas otras mujeres, es por la “audacia” que tuvieron, tienen y seguimos teniendo tantas mujeres para llevar adelante nuestros proyectos de vida, lejos de los cánones tradicionales sociales. Porque quiero que mis sobrinas, amigas, hermanas, vean otros modelos de vidas y sean felices eligiendo libremente cómo quieren realizar sus sueños.

– ¿Cómo fue el proceso que te llevó a encontrar la obra “Una Vida” de Rebeca Matte?

Fue un proceso largo de mucha paciencia y tanta curiosidad. Revisé muchos documentos, seguí pistas, pero en realidad yo no la busqué, ella se me apareció entre los tantos documentos que revisé. Muchas veces he sentido que Rebeca me eligió para revelar sus verdades que aún, después de tanto tiempo, tenía mucho que decir. Fue muy emocionante cuando vi la escultura por primera vez, el corazón latía a mil, caminé con pasos apresurados como si se fuera a ir…pero ahí estaba, silenciosa como su creadora, con la vista perdida al infinito…me senté a su lado porque quería ver lo mismo que por tantos años vio, quería saber, quería que me contara sus secretos. 

-Se dice que el nombre de la artista estaba mal escrito en los registros, lo que hizo demorar el proceso, ¿nos podrías comentar un poco sobre eso?

La verdad es que, más que mal escrito, su nombre estaba italianizado, Rebeca aparecía con dos CC, Rebecca, Matte con S final, Mattes y el apellido de casada a veces aparecía como Iniquez en vez de Iñiguez. Es por este motivo que tampoco era fácil encontrar información sobre ella. En Chile su nombre está bien escrito pero la información que encuentras hasta en las páginas de entes de alto nivel cultural, está errada. Dos son recurrentes: ella muere en Fiesole, cerca de Florencia el 14 de mayo 1929 (no en París el 15 de mayo). El título de Docente Ad Honorem lo recibió de la Academia de las Artes del Diseño de Florencia y no de la Academia de Bellas Artes. 

– ¿Qué ha significado esta experiencia para tí?

Qué te puedo decir, ni en mis mejores sueños podría haberlo visualizado, pues es algo indescriptible. Hablar de ella y su obra me enorgullece como mujer y como chilena. Ha sido un descubrimiento tanto para el ámbito cultural nacional chileno como para el italiano pues a través de su obra se han podido conocer documentos y obras de artistas italianos, desconocidos para los propios italianos, así es que es un orgullo doble. Ha sido una experiencia que me ha enseñado a seguir viviendo audazmente mis sueños.

Deja un comentario