Trufa Silvestre.

Las trufas son una variedad de hongos comestibles que crecen bajo tierra en simbiosis con las raíces de árboles como el roble, la haya, el álamo, el sauce y el olmo. Su búsqueda es dirigida por un cazador en compañía de un perro trufero, quien con sus patas delanteras marca donde está enterrado este tesoro. Luego el cazador lo desentierra, posteriormente las trufas son lavadas, clasificadas y preparadas para su comercialización. 

Existen tres tipos de trufas con valor comercial que se encuentran en los bosques de Istria, al norte del mar Adriático, bosques que comparten Eslovenia y Croacia. Estas son trufa negra de invierno (Tuber Melanosporum) o diamante negro, trufa negra de verano (tuber aestivum), y trufa blanca (Tuber Magnatum ) o diamante blanco.

En el pasado  estos valiosos hongos eran consumidos principalmente por reyes, quienes le daban un fin esotérico y afrodisíaco. Hoy su uso es gastronómico, y es uno de los principales ingredientes usados en la alta cocina a nivel mundial. Se usa principalmente para convertir los platos en una experiencia gourmet. La trufa rallada o laminada en pastas, pizzas o risottos queda muy bien, también ha tomado mucha importancia en la cocina japonesa en sushi y sashimi. 

En Trufa Silvestre además de la importación y venta de trufas frescas también tenemos una variedad de más de cuarenta  productos gourmet elaborados con este apetecido hongo, dentro de los productos destacan: salami de Istria, quesos de vaca/oveja y queso de cabra de la isla de Pag, mantequilla, crema de avellanas, la famosa tartufata, variedad de salsas y aceites de oliva extra virgen, todos estos productos elaborados en base a trufas silvestres. 

Deja un comentario