CLUB DE JARDINES DE PIRQUE – Enero-Febrero 2020

Este mes queremos contarles la hermosa y ejemplificadora vida de una inglesa, llamada Marianne North, que hace mas de un siglo se enamoro de la flora chilena de la que realizo hermosos cuadros y que aun se conservan en Inglaterra, en la Galería de Marianne North, ubicada al interior del Real Jardín Botánico de Kew en Londres, donde se pueden admirar las bellas pinturas sobre Chile. Es desconcertante el hecho de que este pequeño tesoro, que se exhibe intacto desde hace casi dos siglos, sea tan desconocido entre nosotros

A fines del siglo XIX, recién pacificada la Araucanía, visita Chile una inglesa excepcional, Marianne North, prototipo del espíritu aventurero de la época victoriana, se adentra por nuestras tierras hasta la Ciudad de los Confines -hoy Angol- buscando, la Araucaria araucana para registrarla en todo el esplendor que ostenta en su hábitat natural. Tras catorce años de viajar pintando las especies botánicas existentes en los diferentes climas y regiones del mundo, este era el único, de todos los árboles más grandes y longevos existentes, que no se encontraba aun, dentro de los ejemplares de su colección.

Marianne North, excepcional mujer y artista victoriana, dedico parte importante de su vida a recorrer lugares, de entre los 5 continentes, motivada por un intenso deseo de conocer, pintar y aprender de la naturaleza. La variedad de formas y atributos que presentan las hojas, flores y frutos de árboles y plantas en las diferentes zonas geográficas y climáticas del mundo, atraparon total y definitivamente su atención durante los últimos años de su particular existencia. Sin más compañía que su atril, su piso, su paleta y sus pinturas, ocupo prácticamente todo el tiempo que no le quitaban los desplazamientos, en realizar hermosa y minuciosas descripciones pictóricas de los paisajes y ejemplares botánicas que más le impresionaban. Ello, sin dejar de lado el no menos vistoso universo paralelos de pájaros, coleópteros, lepidópteros o cualquier otra expresión de la pequeña fauna.

En escasos 4 meses pinto 32 oleos. Varios de ellos incluyen animales, aves e insectos y demuestran la gran acuciosidad científica de la artista, gracias a lo cual, ilustres botánicos crearon nuevos géneros y especies por la exactitud científica de sus pinturas. Por ejemplo, Joseph D. Hooker le dedico el genero Northea (de las islas Seychelles y la especie Nepenthes northiana (de Borneo); John Gilbret Baker le dedico las especies Kniphofia northiae (de Sudafrica) y Crinum northianum (de Borneo).

Esperamos haberlos entretenido con esta breve pincelada de la vida de una extraordinaria mujer. También hemos vislumbrado la forma en que se le han colocado los nombres científicos a las especies; lo que en la próxima edición profundizaremos.

¡¡¡Que disfruten sus vacaciones!!!

Jardines.club@gmail.com

Deja un comentario