“Celebrar a la chilena, manteniendo en cuarentena”

Es normal que con el paso del tiempo nos demos cuenta cómo todo cambia, “cambia lo superficial, cambia también lo profundo”, diría Mercedes Sosa.

Es que no es extraño que en lo personal y en lo social siempre se esté buscando mejorar, pero, ¿qué hacer cuándo un virus nos obliga?, la crisis sanitaria transformó dramáticamente la vida de todos los chilenos, y se extendió a las tradiciones que como país celebramos en septiembre.

 En un mundo globalizado los ciudadanos cada vez nos parecemos más (el mismo virus puede entenderse como una consecuencia de esta conectividad a escala mundial), un mundo globalizado que se ve exacerbado por internet y las redes sociales, no obstante, las tradiciones se convierten en nuestro rasgo distintivo, herencia cultural propia que la comuna de Pirque no ha dejado nunca de representar. 

 Si bien nuestro país es bastante heterogéneo en lo folclórico, pudiendo diferenciarse claramente entre norte, centro y sur de Chile, es en septiembre cuando por fin pareciera frenar lo vorágine de la vida, y se unifica todo el país en una bandera, en una costumbre compartida, en los bailes y las tradiciones dieciocheras.

 Pues bien y como todo sabemos, el descofinamiento no alcanzó a permitir las condiciones necesarias para vivir nuestras Fiestas Patrias como solíamos celebrarlas, sobre todo para los artistas que son guardianes de las tradiciones que nos hacen recordar quiénes somos como chilenos. 

 Angélica «Pepita» Muñoz es una cantora y poeta popular de Pirque, con una  trayectoria de casi cuarenta años dedicada a mostrar el canto de tradición y creación, manifiesta en relación a otras Fiestas Patrias “siempre había harta pega y se compartía con amigos cantores (…) nacía ese aire de chilenidad espontáneo y para todos alcanzaba, me iba bien, o bailaba, cantaba o improvisaba”.

 Pepita sostiene que ha tenido que acostumbrarse a las redes sociales y su forma de difusión, pero que de todas formas es “extraño no sentir el aplauso de cerca o mirar las caras de las personas, en fin sentir esa energía. El año pasado estuvimos (Las Milagrito) cantando cuecas en el Cuecódromo del Parque O’Higgins y tuve muchas presentaciones, hoy atesoro esos  recuerdos”.

 Lo mismo le sucedió al actual campeón de cueca mini infantil de la Región Metropolitana, el pircano Felipe Devia Córdoba (9 años). Al conversar con su familia nos contaron que “todos los campeonatos y entregas de títulos se tuvieron que postergar, ya que estos eventos abarcan bastante magnitud de público”.

 Felipito salió cuarto lugar en el Campeonato Queilen 2020 de la Corporación Nacional de campeones  y cuequeros de Chile, acompañado de su pareja Agustina Rojas Ríos (9 años), asimismo, el año pasado realizaron muchas muestras de cueca en las actividades dieciocheras llevadas a cabo en Pirque, este año solamente ha podido mostrar su talento en muestras e instructivos vía internet.  

 Gabriel Huentemil Ortega, quien es guitarronero, cantor a lo poeta, narrador oral y payador pircano, es otro artista que va a vivir de manera extraordinaria estas Fiestas Patrias. Gabriel expresa que “la virtualidad ha sido un portal hacia lugares donde el Guitarrón Chileno, la Paya o la Narración Oral Patrimonial quizá no podrían haber entrado”.

  Gabriel Huentemil es un gran ejemplo del esfuerzo que los artistas folclóricos han tenido que realizar para mantener las tradiciones vernáculas, Gabriel nos contó que aprendió “bajo el alero de Alfonso Rubio, uno de los cultores más completos que ha habido y que, como pocos, transmite una raíz y una identidad honestas y genuinas. 

Siendo heredero de tal legado mi trabajo se orienta, justamente, hacia crear manteniendo el estilo de los antiguos, su lenguaje, su cosmovisión y filosofía de vida”. 

 Los pircanos habitan una comuna con un enorme patrimonio cultural, en su tierra, propia de una tradición muy rica en cuanto a lo que en esencia es la chilenidad, sin embargo esta riqueza pareciera no tener el apoyo y fomento necesario, Pepita Muñoz expresa al respecto “me he hecho responsable de mi labor como comunicadora del arte, transformadora de realidades y acciones, en palabras, versos y canciones. Me proyecto sin el apoyo que esperaba de las entidades culturales, que han dado vuelta la espalda a nuestras expresiones”.

 Gabriel manifestó un sentimiento parecido al de Pepita en cuanto al apoyo proveniente de organismos culturales, pero de todos modos sentenció en cuanto al futuro de su labor como artista: “me veo creando, me veo componiendo, terminando algunos proyectos de libros que ya empecé, grabando más discos, contribuyendo en más podcast. Tengo muchas capacidades, por lo que, seguramente, siempre estaré aportando. Es lo que estoy haciendo hoy, aún con todas las vicisitudes que debo enfrentar en el cotidiano. ¿Por qué cambiar el rumbo?”

 La familia de Felipito nos reveló que es imposible reconocer que “la crisis sanitaria le ha afectado en su  rutina diaria, ya que ya no se ve con su amiga y compañera de baile hace meses, lo que le ha provocado cierta ansiedad. Por otro lado, la Corporación Cultural de Cuequeros y campeones de Chile se ha hecho presente a través de videos de apoyo y buenas energías de todos aquellos cuequeros pertenecientes a la Corporación para subir así los ánimos de los niños y jóvenes”.

De seguro este 18 de Septiembre será quitado de bulla si lo comparamos con años anteriores, y esto lo lamentaremos todos, pero si hay que tener fe, con ejemplos como los expuestos en esta oportunidad, debemos estar seguro que para el mañana, Pirque tiene cultura para rato, pero este año tuvo que verse restringida por el contexto nacional.   

.   

Brindo por el Guitarrón, escrito por Gabriel Huentemil 

Brindo por la Narración

Oral, arte extraordinaria,

que es práctica milenaria

bañada de tradición.

Las leyendas son unción

que nutre nuestra memoria.

Dedico estas laudatorias

a quienes van por la senda

de los mitos y leyendas

urdiendo su propia historia.

Chileno y por sus toquíos,

por su sonido bravío

que remece el corazón.

Porque es manifestación

de sentimientos profundos;

es, junto al verso, fecundo,

con un certero mensaje,

que evoca nuestros parajes,

pues, es único en el mundo.

Palabras dedicar de Pepita Muñoz:

«No debiera ser distinto

el modo de festejar,

podré cantar y bailar

sin cambiarme de recinto,

pues con chicha y buen tinto

jugo o agua mineral

me resulta esencial

celebrar a la chilena

manteniendo en cuarentena

el distanciamiento social».

Deja un comentario