El Arrayan: maravilloso árbol que crece aquí en Pirque.

Popularmente se le conoce como arrayán, arrayán rojo, arrayán chileno o palo colorado. Pertenece a la familia de las Mirtáceas. En la Grecia Clásica, el mirto o arrayán, estaba asociado a la diosa Afrodita y simbolizaba tanto la fecundidad como la fidelidad.

Árbol de crecimiento lento, siempre verde, con un hermoso aspecto, que puede llegar hasta 25 metros de altura y algunos ejemplares vivos tienen 600 años.  Se comporta como arbusto en la zona central, pero en  el Parque Nacional Chiloé, existen bosques donde alcanzan hasta 20 metros de altura y la circunferencia del tronco alcanza los 70 cm..  Se desarrolla entre Colchagua y Chiloé, hasta 700 m sobre el nivel del mar. Crece preferentemente en terrenos muy húmedos, en las riberas de ríos y lagos.

Lo más característico de su presencia es la corteza, de color rojo ladrillo, muy lisa y sedosa, con manchas blancas, debido a la caída de placas de corteza vieja.

Hojas elípticas, aovadas o lanceoladas y aromáticas, de color verde gris, y un poco más oscuras por el haz que por el envés.

Produce flores hermafroditas en grupos de 3 a 5 unidades, blancas y olorosas, de hasta dos centímetros de diámetros; la floración tiene lugar en el verano y es relevante para la producción de miel de bosque.

El fruto es una baya comestible, con un rico sabor de color negro o morado cuando está maduro, verde o rojo cuando está inmaduro. La mermelada de Arrayán, es de exquisito sabor y aroma.

Uso Medicinal

El Arrayán tiene muchos usos medicinal, tanto las hojas como las flores, así como la corteza, son estimulantes, tónicas, diuréticas, balsámicas, antisépticas, anticatarrales y astringentes. Esto significa que es un buen remedio tanto para adelgazar o mantener el peso, como para aliviar los síntomas del resfriado y de la gripe, como para tener energía. 

Se usa como un poderoso expectorante, cuando se tiene tos, así como también para tratar la gripe comun.

Disminuye los niveles de azúcar en la sangre. 

En infusión: Se colocan 20 o 30 gr. de hojas enteras de esta planta medicinal, y se hierven en 1 litro de agua durante 15 minutos. Se debe tomar lo más caliente posible, tres tazas por días, después de las comidas. La infusión de las hojas y ramas jóvenes es un excelente remedio para el asma.

Usos tradicionales: diarreas, trastornos digestivos; reumatismo, gota. La infusión se prepara con 1 cucharada del vegetal para 1 taza de agua recién hervida: beber 1 taza 3 veces en el día. Efectos: anti-inflamatorio, depurativo.

Otra infusión: hervir una cucharada de frutos de esta planta medicinal durante unos minutos en la cantidad de 1 taza de agua. Colar y tomar 1 a 4 tazas diarias entre las comidas. Es un eficaz anti diarreico y desinfectante intestinal

Otra de las propiedades del arrayán es la de promover la relajación y la sedación, tanto en caso de tensión, como de depresión y traumas. Además, actúa sobre el equilibrio del sistema nervioso.

Su uso externo se realiza a través de lavados con cocimiento, para limpiar heridas y úlceras infectadas. Cicatriza las heridas y combate el acné.

El cocimiento de los frutos de esta planta medicinal es muy eficaz para el cabello, saca la caspa, y le da energía al pelo; detiene la caída del pelo. El cocimiento de las hojas también se puede utilizar con estos fines.

 Precauciones: estos productos tienen el carácter de auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el médico en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico, infórmele que está usando esta hierba medicinal. Evite su preparación en utensilios de aluminio.

Sus exquisitos frutos son utilizados para hacer la famosa mermelada, Frutos del bosque, especial de esta época finales de verano donde se puede mezclar con otras frutas, es realmente exquisita y con la misma mezcla se puede preparar helado, licor con toques de coñac y zumos.

Licor de Arrayán 

Ingredientes:
Frutas de arrayán 1 kg
Alcohol 2 litros
Azúcar, vainilla

Preparación:
Se pone en maceración en el alcohol, las frutas de arrayán y se dejan durante 1 mes, después de este tiempo se prepara el licor en la cantidad que se quiera guardándose el resto de infusión. Para 2 tazas de infusión se hace un almíbar en punto regular con 4 tazas de azúcar y ½ varita de vainilla, se deja enfriar, se mezcla con el alcohol después de haberle sacado la fruta, se agregan 2 cucharaditas de caramelo y se filtra por papel. 

Guro Iversen

Deja un comentario