Entrevista a Francisco Gazitúa: “Sin Pirque mi escultura no es, no hubiera podido ser y no será”

Este mes tuvimos el privilegio de conversar con una eminencia nacional en Escultura, nos referimos al recién premiado con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2021, Francisco Gazitúa, quien en una agradable plática nos contó sobre su estado presente, pasado y proyección artística.

¿Cómo está después de las Fiestas Patrias y tras recibir el premio nacional de artes plásticas 2021?

R: Es una pregunta del porte de un buque —entre risas—. Viví mucho tiempo en Inglaterra, allí la distinción máxima son los títulos de nobleza, convertirse en sir. Para mí, en mi país natal Chile que es una República, realizando un parangón con el país anglosajón, la mayor distinción es un premio nacional. Esta es la razón por la que en este 18 celebré con una inmensa alegría extra. 

 Si consideramos que en Chile las premiaciones son muy reducidas, me siento muy feliz con que mi país premie mi trayectoría, son 50 años. Si estuviera en un reino como Bélgica o Inglaterra me hubieran ordenado caballero. Pero acá en Chile es mucho más lindo, y hoy recibo muy contento la distinción en artes plásticas y celebró la libertad de mi país. En síntesis, me siento muy honrado por la distinción máxima que da Chile en artes, sobre todo en estas fechas. 

¿Con qué distinción compara este Premio Nacional en Artes?

 R: Mi segunda gran distinción, si no esta a la par con el premio nacional, fue haber sido nombrado Hijo ilustre de Pirque, una distinción republicana muy linda que dan los alcaldes, ya que son distinciones que se entregan por mérito, no por pertenecer a un color político particular. Así que en este momento me encuentro doblemente reconocido, en un plano nacional y en un plano local, y yo soy un artista local.  


TE PUEDE INTERESAR


¿Cómo cree que se han expresado o se seguirán expresando sus obras?

 R: Las obras de artes parten de la nada, como la luna nueva. Yo no sé cómo se seguirán expresando mis obras, pero lo que sí sé, es que las esculturas funcionan en el espacio público. Me gusta el concepto original de una plaza, un lugar donde los artistas podían dar a conocer su arte. En plazas, pasacalles y lugares públicos se seguirán expresando mis obras. 

 Justo en estos momentos estamos trabajando en la instalación de un caballo chileno, una obra que se ubicará en el Pueblito de Artesanos. ¿Donde me veo en los próximos 6 o 7 meses?, soldando arriba de un caballo a dos metros de altura.

¿Influencia de Pirque en sus esculturas?

R: Sin Pirque mi escultura no es, no hubiera podido ser y no será. Estoy viviendo a la salida del río Maipo, en lo que se conoce como un batolito, de granito. Aquí están las canteras de Pirque. De acá puedo conseguir granito, la mejor piedra del mundo para lo que hago. Tengo mis raíces en Pirque. 

¿En qué se encuentra trabajando en este momento?

 R: Se viene la instalación del caballo chileno en el Pueblito, pero en estos precisos momentos me encuentro trabajando en un puente para discapacitados que estoy realizando en Santiago, para la Fundación Chacal, este puente tiene una altura de 18 metros.  

¿Puede mencionarnos esculturas con un significado especial, o su favorita?

 R: Es complicado porque es como con los hijos, cuál es el favorito —entre risas—. Tal vez por su magnitud y todo lo que significó en mi carrera, creo que Puente de Luz es la obra que considero más especial en mi carrera. 

 Es que se trata de una obra de 100 metros de altura realizada en Toronto. Fue un periodo de trabajo de 3 años, del 2009 al 2012. Otra vez en el espacio público, pero esta vez en el hemisferio norte. 

 Fue muy importante realizar este trabajo, puesto que me tocó representar un poco de lo que hemos estado hablando, una obra de acero. En una obra de ingenieros, los puentes, ¿qué tuve que decir?, pues bien, eso es Puentes de Acero (5x100x5mts). 

 ¿Cuál es su mensaje a los escultores del mañana?

 R: A todos los escultores del mañana les recordaría que la escultura es el arte más antiguo, antes de hablar el hombre ya andaba dando forma y transformado lo que le rodeaba. Pero no recordarles esto con motivos nostálgicos, sino que para que entiendan la responsabilidad de continuar con este arte. 

 Yo creo que ya cumplí con mi parte, me toca continuar expresándome, que mis obras sigan conversando con la comunidad en los espacios públicos. Continuar enseñando lo que sé, y a los escultores del mañana les queda continuar mejorando, continuar innovando.

1 comentario en “Entrevista a Francisco Gazitúa: “Sin Pirque mi escultura no es, no hubiera podido ser y no será”

Deja una respuesta