Hambuerguesas de pavo

La receta para este mes es un invento que tuvo varias inspiraciones, y que quedó tan buena que decidí compartirla con Uds. Para ser sincera, no se si se vende carne de pavo molida, o de pollo en su defecto.


recetaYo hago mi propia carne molida, ya que he trabajado en carnicerías, y sé que lo que va en la carne molida son todos los recortes de la limpieza de los trozos grandes. Esto incluye grasa y membranas. Las membranas no necesariamente nos hacen mal, y yo en general, las dejo cuando cocino, ya que tienen un alto contenido de gelatina, que hace muy bien para el cerebro y los huesos. Me gusta moler mi propia carne más que nada por higiene, ya que no me gusta la idea de todos esos trozos mixtos que no se cuanto rato han estado sobre la mesa, pasados por una máquina no sé en que estado de limpieza, y además, para ser un subproducto, encuentro que la
venden demasiado cara.

En fin, la inspiración: Me van quedando los últimos tomates del huerto, no muy bonitos a decir verdad, pero me acordé del pan con tomate rallado que se come en Granada y otras áreas de España a modo de desayuno. También pensé en los sabores de la pizza. El limón, no se, fue una tincada. La carne de pavo… andaba buscando una opción saludable para el colesterol de mi marido. El resultado: Una hamburguesa de pavo, rellenas con queso mozzarella, con tomate
rallado por encima, aliñadas con orégano y ralladura de limón y con sabor a pizza, absolutamente exquisita. Los invito a probarlas, son fáciles de hacer, y lo ideal es hacer bastante cantidad y congelar, para así tener una alternativa rápida de almuerzo o comida; acompañada de una ensalada, es además una opción saludable.

Para las hamburguesas:
1 kg de carne de pavo molida
1 huevo
1 cdita de sal (a gusto)
ralladura de 1 limón
1 cda de orégano
150 grs de queso mozzarella u otro que se derrita bien, no muy graso, en trozos 500 grs de tomates, rallados, sin cáscara.

Mezclar la carne con el huevo, y los aliños. Formar hamburguesas con manos húmedas. poner un trocito de queso al centro y envolver con la mezcla de carne hasta cubrir totalmente. Lo ideal es que los trozos sean más o menos planos para que las hamburguesas no queden muy gruesas y sean más fáciles de cocinar. Poner encima de cada hamburguesa, una cucharada de tomate rallado, poner una pizca de sal y un chorrito mínimo de aceite de oliva extra virgen. Hornear por 20 a 25 minutos a horno medio (dependiendo del espesor y del tamaño), hasta que estén bien
cocidas. La carne de aves se debe comer siempre bien cocida para evitar contagio con salmonella. Servir inmediatamente con una ensalada verde.

Deja un comentario